ⓘ Qin Er Shi

                                     

ⓘ Qin Er Shi

Qin Er Shi, literalmente Segundo emperador de la dinastía Qin y cuyo nombre de pila era Huhai, fue emperador de China desde 210 a. C. hasta 207 a. C.

                                     

1. Nombre

El abuelo de Huhai y padre del primer emperador Qin Shi Huang fue durante un tiempo rehén del estado de Zhao en la época de los reinos combatientes. Allí, en la ciudad de Handan, nació el padre de Huhai. Por esta razón Huhai adoptó Zhao como su nombre de clan. ​

                                     

2. Ascensión al trono: La conspiración del Segundo Emperador

Mientras el emperador Qui Shi Huangdi realizaba uno de sus viajes a China oriental, murió el 10 de septiembre de 210 a. C. según el calendario juliano en la prefectura de Shaqiu, ​

No obstante, Li Si y el jefe de los eunucos Zhao Gao decidieron conspirar para matar a Fusu, ya que temían perder su poder cuando éste llegase al trono, debido a sus simpatías hacia el general Meng Tian, a quien Li Si odiaba. Ambos redactaron una carta falsa de Qin Shi Huangdi donde éste ordenaba suicidarse a Fusu y a Meng Tian. El plan funcionó, y el segundo hijo de Qin Shi Huangdi, Huhai, se convirtió en el segundo emperador de la dinastía Qin, con el nombre de Qin Er Shi 秦二世.

                                     

3. Reinado

Comienzos como emperador títere

Huhai llegaba al trono con sólo 21 años, siendo notablemente dependiente del eunuco Zhao Gao, al punto que éste era el verdadero poder tras el trono y Huhai sólo un monarca títere. Después de uno de sus viajes, Zhao Gao sugirió comprobrar la lealtad de los gobernantes y comandantes militares, permitiéndole deshacerse de la gente contraria al emperador. Seis príncipes imperiales fueron ejecutados, lo cual animó más al emperador la hora de castigar por delitos menores la gente. Tres de sus hermanos fueron apresados. Uno de ellos, Jiaglu, miró al cielo y exclamó en voz alta tres veces que él no había cometido ningún delito. Los tres hermanos desenvainaron sus espadas y se suicidaron. ​

                                     

4. Colapso de la dinastía Qin

A pesar de Qin fue capaz de suprimir la mayor parte de las rebeliones, éstas provocaron graves destrozos. La mano de obra y los suministros se redujeron considerablemente. Por último Qin fue decisivamente derrotado en la Batalla de Julu. De manera irreflexiva, Qin Er Shi trató de asesinar al general que sufrió la derrota, Zhang Han, lo que condujo la rendición y el enterramiento posterior de 200.000 soldados vivos de Qin. En total Qin perdió más de 300.000 hombres. Incluso entonces Qin Er Shi no tomó la derrota en serio, ya que él pensaba que Qin tenía muchas más tropas de repuesto. Por último, un audaz y leal eunuco le dijo la verdad. En el shock consiguiente, Qin Shi Er trató de capturar a Zhao Gao y hacerle responsable.

Zhao Gao sin embargo, esperaba que Qin Shi Er le pediría cuentas, por lo que conspiró con sus soldados leales para forzar al emperador a suicidarse. Rodeado y sin posibilidad de escapar, Qin Shi Er preguntó al eunuco leal porqué no le dijo la verdad antes. El eunuco respondió que fue el mismo Qin Shi Er quien decidió ejecutar a quien le dijera la verdad.

En el año 207 a. C. la dinastía Qin se derrumbó, después de 15 años desde su creación. ​ Un hijo de Fusu, Ziying, fue hecho "rey de Qin" con un título menor. Ziying pronto mató a Zhao Gao y se rindió a Liu Bang, un año después.



                                     

5. Cultura popular

El nombre del emperador, Er Shi 二世, está incluido en la popular terminología cantonesa 二世祖. ​ La frase es un término negativo que describe niños mimados criados por padres ricos, que crecen sin valores morales o poco, o cualquier forma de necesaria preparación para la vida diaria.